EL PAPIRO DE TULLI Y LOS OVNIS EN EL ANTIGUO EGIPTO


El Papiro de Tulli es todo un relato de avistamiento de OVNI en la dinastía XVIII egipcia, pero ¿existe realmente?

papiro-tulli
Transcripción del Papiro de Tulli, el original nunca llegó a encontrarse. Evidencia de OVNIS en el antiguo Egipto misterioso.

El Papiro de Tulli un pequeño manuscrito egipcio que data de la época de Tutmosis III ( 1475 a. de C.) y que pudiera ser la primera crónica escrita de un avistamiento OVNI.

El Papiro de Tulli viene a descifrar que los OVNIS no son de ahora, sino que ya hay testimonios en épocas egipcias.

UNA BREVE HISTORIA DEL PAPIRO DE TULLI Y SU IMPORTANCIA PARA ESTUDIAR EL FENÓMENO OVNI EN LA ANTIGÜEDAD.

Cuando se hace una recopilación de los OVNIS en la antigüedad hay que hacer mención del Papiro Tulli, hay otros documentos pero el Papiro es el faro de referencia, incluso importantes escritores investigadores del tema UFO hacen referencia a ésta reliquia en sus más preciadas obras.

La leyenda dice que Alberto Tulli compra en 1934 a un anticuario de El Cairo el papiro, mientras que otros dicen que no llega comprarlo por lo elevado del precio y lo que hizo fue copiarlo. Cuando Alberto muere el documento o la copia pasa a manos del hermano Gustavo Tulli, quien fue testigo de la autenticidad del documento.

El Papiro Tulli se empezó a divulgar por los periódicos de la época y libros de misterio, llegando a ser considerado durante años la evidencia más firme de la presencia OVNI en la antigüedad.

¡Por fin un relato claro sobre la visita de objetos volantes no identificados 1500 años a. de C.!

Todo parecía llevar a una prueba indiscutible de la presencia OVNI en la época egipcia, pero cuando se empezó a investigar no se pudo alcanzar a ver el papiro, a lo más que se llegó es al descubridor del papiro Alberto Tulli, director del museo egipcio del Vaticano.

Se sabe que al cabo de unos cuantos años el Papiro o la transcripción del mismo llega a manos del príncipe Boris de Rachewiltz, uno de los más afamados egiptólogos, lo cual dota al documento de cierta credibilidad.

La primera transcripción del texto en ingles, realizada por Rachewiltz aparece en una revista especializada en 1953 y posteriormente en 1957, se publica en castellano en el Boletín de la Real sociedad Astronómica de España y América. Las copias se reproducen y todos los interesados en temas egipcios y esotéricos, así como estudiosos del tema OVNI empiezan a trabajar con copias de copias. Puede leer más sobre éste famoso Papiro aquí.

En el año 22, tercer mes de la estación de peret (la germinación) en la hora sexta del día (14 h.) […] dos escribas de la Casa de la Vida vieron un círculo de fuego que estaba viniendo por el cielo. No tenía cabeza. Su olor era desagradable. Entonces, ellos tuvieron miedo y huyeron, […] y fueron a decírselo a Su Majestad. Todo está recogido en la Casa de la Vida. Su majestad reflexionó sobre lo que había pasado. Han transcurrido muchos días después de lo ocurrido […] Son numerosos al igual que todo […] Ellos brillan en el cielo como el Sol lo hace sobre las cuatro columnas que sujetan el cielo. […] Entonces los círculos de fuego […] El ejército del rey estaba (en aquel lugar) y Su Majestad los vio (con sus propios ojos). Esto sucedió después de la hora de la última comida. Allí arriba (en el cielo), ellos se marcharon hacia el sur. Del cielo cayeron peces y aves […] algo inaudito desde el comienzo de los tiempos. Su majestad colocó incienso para apaciguar a Amón Ra, Señor de las Dos Tierras […] en un documento de la Casa de la Vida […] eternidad”.

 

Arqueólogos y egiptólogos empiezan en 1968 a buscar el original del importante documento, acuden al museo de egiptología del Vaticano pero en sus archivos no aparece nunca la entrada del Papiro en cuestión. Aquí surge ya el primer problema, el original del Papiro de Tulli no aparece por ningún lado, parece inexistente.

El segundo problema aparece al estudiar la transcripción del contenido y es que resulta que se descubre que el supuesto autor de la transcripción o del papiro comete errores ortográficos básicos, al parecer se ha utilizado una gramática de principios del siglo 20, nunca se ha utilizado la escritura egipcia de hace 1500 años a.de C. Según entendidos en egiptología no podía haber sido escrito en el antiguo Egipto.

Boris de Rachewiltz el único autor vivo que por entonces quedaba del trama del Papiro de Tulli, llegó a confesar que él nunca había visto el original, que solo había actuado en la traducción inicial del del duplicado del Papiro y que las copias de las copias de dicha traducción se diferenciaban mucho de la suya original, en la que no daba tanta trascendencia al fenómeno ufológico, que según él había sido exagerado.

El hecho de que la transcripción usara la gramática egipcia de principios de 1920 y no fuera el que se esperaba de un escriba egipcio y las declaraciones de Rachewiltz hace pensar que estamos ante un fraude y que no existe ningún papiro que describa la aparición de un OVNI sobre los cielos del Egipto de hace unos 1500 años a. de C.

No obstante el hecho de que el Papiro Tulli resulte no ser cierto no implica que no haya habido presencia OVNI en la dinastía XVIII egipcia. Otros documentos dejan evidencia de la presencia de objetos aéreos en la época de Tutmosis III.

La estela de Gebel Barkal, conservada en un museo de Jartum en Sudan, relata un encuentro de los antiguos egipcios con unas misteriosas luces.

Las líneas 33, 34, 35 y 36 del texto  describen con todo lujo de detalles la aparición de una estrella luminosa que se presentó en el campo de batalla, atacó a los enemigos del faraón (los nubios) para luego volver a desaparecer en el horizonte.

La estela de Amenofis IV, Akenaton, también estaría describiendo el encuentro del faraón con un disco brillante como el sol.

Según cuenta la leyenda, durante una cacería del león el faraón Amenofis IV, tuvo un encuentro con un «disco solar resplandeciente», posado sobre una roca. Este latía como el corazón del faraón y su brillo era como oro y púrpura, según reza el texto en un papiro atribuido al mismo Amenofis, en su Canto IV al dios Atón.

Aunque el Papiro de Tulli no haya resultado ser evidencia fiable de la presencia de OVNIS en el antiguo Egipto, sí que hay algunos vestigios, algunos signos, que nos hacen creer que en aquellos tiempos sí que hubo presencia extraterrestre en la Tierra.

Anuncios

2 comentarios sobre “EL PAPIRO DE TULLI Y LOS OVNIS EN EL ANTIGUO EGIPTO

  1. Interesante artículo, probablemente y sea verdad lo que describe ese papiro, por eso es que no aparece (lo han de tener oculto), gracias por compartir la información, saludos

    Me gusta

SI COMENTAS TE LO AGRADEZCO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s