DETECTADOS ESTALLIDOS RADIO QUE PUDIERAN IMPULSAR SONDAS EXTRATERRESTRES


¿Han sido  detectadas sondas alienígenas viajando en el Universo?

velas_espaciales

Misteriosos fenómenos llamados “estallidos rápidos en radio” podrían ser pruebas de una tecnología alienígena avanzada.

En la búsqueda de inteligencia extraterrestre se han rastreado muchas señales distintas provenientes del espacio exterior, sin embargo recientemente se ha publicado una investigación que sugiere que un raro fenómeno llamado “explosiones rápidas de radio” podrían ser evidencia de una tecnología alienígena avanzada. En concreto, estas explosiones podrían ser fugas de los transmisores del tamaño de planetas que accionan sondas interestelares en galaxias distantes.

Transmisores de radio y velas solares para viajes intergalácticos.

El teórico astrofísico Avi Loeb del Centro Harvard, del que ya hemos publicado alguna de sus fantásticas ideas aquí, piensa que las cortas y lejanas explosiones de radio son excesivamente brillantes dado lo efímero de su duración y no ve que necesariamente se corresponda con un fenómeno natural, así que no sería descabellado asignar a estas explosiones de radio un origen artificial.

El fenómeno “estallidos rápidos de radio” fueron descubiertos en 2007

Como su nombre indica los estallidos rápidos de radio duran solo unos milisegundos y emiten largos destellos. Aunque fueron descubiertas en 2007 solamente se han detectado menos de dos docenas por los telescopios de radio del Observatorio Parkes en Australia o en el de Arecibo en Puerto Rico. Se supone que procede de galaxias a miles de millones de años luz de distancia.

Loeb y su coautor Masvi Lingam han estudiado la viabilidad de crear un transmisor de radio lo suficientemente fuerte para que sea detectabla a través de enormes distancias (miles de años luz) y el resultado ha sido que, si el transmisor se alimentara con energía solar, se necesitaria una superficie para recibir la luz del Sol de dos veces el tamaño de la Tierra para generar la energía necesaria, lo cual supera a nuestra tecnología actual.

Ambos científicos observaron también que se necesitaría un enorme dispositivo refrigerados para enfriar por agua la enorme energía producida. Lo cual sigue sin ser viable.

Lingam y Loeb se preguntan ¿por qué construir un instrumento de tal envergadura?.

Piensan que el uso más lógico es usar emisores de gran potencia para impulsar velas ligeras interestelares. La cantidad de energía generada podría impulsar una carga útil de un millón de toneladas y podría transportar a pasajeros a través de distancias interestelares o intergalácticas.

Para alimentar una vela solar, el transmisor necesitaría enfocar continuamente un haz hacia ella. Los observadores de la Tierra verían un breve destello porque la vela y su planeta, estrella y galaxia de origen están todos ellos desplazándose respecto de nosotros. Como resultado, el haz barre el cielo y sólo apunta en nuestra dirección por un momento. Las apariciones repetidas del haz, que se han observado pero no pueden ser explicadas como eventos astrofísicos cataclísmicos, podrían aportar pistas importantes sobre su posible origen artificial.

Loeb advierte que ésta especulando lo cual implica que no es que el crea que ésto es lo que está sucediendo, es una posibilidad.

Loeb es un científico teórico y por tanto especula, se realiza preguntas teóricas dando rienda suelta a su imaginación para buscar las respuestas, es de los que piensan que la imaginación es fuente de la ciencia y a ello se dedica. Hace unos días escribí un artículo aquí en el que el astrónomo teorizaba sobre la posibilidad del origen de la vida en planetas rocosos formados tras el tras el Big Bang.

Vela solar propulsión sin combustible

La vela solar es un método de propulsión para sondas y naves espaciales alternativo o complementario al uso de motores. Las velas solares captan empujes producidos por fuentes externas a la propia nave, de manera que ésta no necesita transportar consigo ni motor ni combustible, aligerando considerablemente el peso de la nave y aumentando su velocidad.

La última vez que leí a un científico hablar sobre la propulsión bajo este sistema de velas solares fué a Stephen Hawking en su proyecto para enviar pequeñas naves a alpha Centauri (proyect Starshot).

Crédito: cfa.harvard.edu

Anuncios

SI COMENTAS TE LO AGRADEZCO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s