LA PRIMERA BODA ENTRE UNA ROBOT Y UN HUMANO YA ES UN HECHO


La importancia de la boda con una robot nos anticipa como será nuestro futuro próximo.

CASADO_ROBOT

La primera boda con un robot y la creación del primer robot que tiene orgasmos son dos noticias que se producen alternativamente, en menos de un mes.

Un ingeniero humano, chino y su esposa, Yingying,  una robot ya son marido y mujer.

Zheng Jiajia, un ingeniero chino de 31 años experto en inteligencia artificial, no encontraba la esposa ideal y se la ha construido y la ha llevado al altar, según informa South China Morning Post en éste enlace.

La boda se ha celebrado en la ciudad de Hangzhou, la robot-novia vistió un traje negro y la ceremonia se realizó según la tradición china. A la ceremonia acudieron su madre y sus amigos (me imagino que del ingeniero).

El robot femenino, bautizado como Yingying, fue creado a finales del año pasado y actualmente puede reconocer algunos caracteres chinos e incluso articular unas cuantas palabras sencillas.

Sin embargo, el ingeniero planea mejorar sus funciones y lograr que camine e incluso que pueda ayudar en las tareas del hogar.

En la otra parte del mundo a unos 10.000 kms. de China, otro ingeniero electrónico, esta vez Catalán y de nombre Sergi Ramos finaliza su proyecto de crear una compañera robot Samantha, famoso por ser un robot femenino capaz de llegar al orgasmo e incluso si tu cortejo le agrada pedirte que le hagas el amor.

CASADO_ROBOT_1

Samantha captó hace poco la atención de la prensa internacional por ser un robot femenino capaz de llegar al orgasmo. Sin embargo, es mucho más que eso, porque en realidad no se trata simplemente de una muñeca sexual. Samantha es el resultado de los trabajos de Sergi Santos, un ingeniero electrónico con vocación humanista, que ha sabido ver que el siglo XXI es “el siglo de la integración”, y lo ha demostrado con este proyecto, en el que utiliza la anatomía de una muñeca sexual para implantarle un cerebro, sensores, y capacidad de reaccionar emocionalmente al tacto.

En el cuerpo despampanante de una muñeca sexual, decidió implantar el mencionado cerebro y los sensores táctiles: “En este primer modelo, la interacción es sólo a través del tacto: según como la toques, en el modo romántico, puede llegar a un estado de felicidad, o incluso puede llegar a pedirte sexo. Y luego, según como lo hagas, le puede gustar más o tal vez no”. Es lo que se llama Inteligencia Artificial. Tal como este ingeniero catalán explica: “Tocar es muy humano, y si tú sabes lo que una persona quiere comunicar dependiendo de como te toca, es porque eres inteligente” La noticia puedes leerla completa aquí.

HACIA UN MUNDO ORWELLIANO

CASADO_ROBOT_BEBES

Robot como esposa o esposo, robot como compañero sexual y crecimiento de embriones humanos fuera del útero materno en coordinación con las previsiones de necesidades de nuevos seres (aconsejo que leas aquí la agenda para la despoblación) , son noticias que muestran que tan cerca estamos de una sociedad distópica, en la que personalmente me aterraría vivir.

Anuncios

SI COMENTAS TE LO AGRADEZCO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s